Salidas "relámpago": Huerta de Valdecarábanos (26/08/2012)

Como suele ser habitual, las 9:00 de la mañana y Veloso fueron las consignas a respetar en esta salida dominical con destino Huerta de Valdecarabanos. Una vez hecho el recuento, cigarritos acabados, charla previa y comprobaciones motoriles, nos dispusimos a marchar a Huerta. Viaje placentero, con algo de rasca (la última vez que salgo sin chaqueta, ¡la Virgen, qué fresquillo!), rodando entre 60 y 70 Km/h y sin tráfico.

Primera parada: Yepes y su encantadora y preciosa Plaza Consistorial. Cafetito con leche, charleta, foto de rigor y, de nuevo, al ataque con destino Huerta de Valdecarabanos. Una vez llegados al pueblo y tras sortear cabestros y demás fauna autóctona con varios grados etílicos de más en sangre (ni las hordas de Mordor eran tan desagradables -la próxima vez me llevo a Elendil- ¡por Gandalf!), decidimos no parar pues, el honor de nuestras adoradas motillos, quedaba en entredicho.

Salida relámpago a Huerta de ValdecarábanosSalida relámpago a Huerta de ValdecarábanosSalida relámpago a Huerta de Valdecarábanos
Salida relámpago a Huerta de Valdecarábanos Salida relámpago a Huerta de Valdecarábanos
Salida relámpago a Huerta de Valdecarábanos
Plaza Mayor de Yepes

Salida relámpago a Huerta de Valdecarábanos
Plaza Mayor de Yepes

¡Ale! a Ocaña, a tomarnos una cervecilla. Dicho y hecho: carretera comarcal a Cabañas de Yepes, parada de 10 minutos en arcén para distanciarnos de la marcha ciclista que nos precedía y llegada a Ocaña.

Salida relámpago a Esquivias
Salida relámpago a Esquivias
Salida relámpago a Esquivias
Camino a Ocaña

Una vez allí, dejamos las monturas y nos marchamos a la segunda Plaza Mayor, o eso creo, más grande de España (que me corrija alguien si me equivoco) a tomarnos la ansiada cervecilla. Tras un agradable ratejo charlando sobre... ¡qué va a ser, pues eso, de motos! recogimos nuestras queridas 2T y regresamos a Aranjuez... con parada cervecil y despedida.

Salida relámpago a Huerta de Valdecarábanos
Ocaña

La salida, de aproximadamente unos 60 km (los esquivianos harían unos 40 km más y me descubro ante ellos), trascurrió sin problemas de ningún tipo y ¡menos mal! porque si paramos en Huerta, no sé qué hubiera sido de las motos... ¡o de nosotros!. Las cinco scooters se portaron de maravilla: la blanca y reluciente S de Ángel Luis (Vesquivias), la elegante (cada vez que la veo me vienen unas ideas a la cabeza...) Lambretta Li150 de Pepe (Clavileño), las dos balas GT, naranja y verde, de Ángel (Rinconycortado) y Enrique (Enrique Ramos) y mi querida T5 , que es un tiro. Y de la gente ¿qué voy a decir? ¡¡Chapeau!!

Salida relámpago a Esquivias
Parada final y despedida

En fin, hasta la próxima salida o encuentro... que no tarde en llegar ¡¡¡Nos vemos!!!

Crónica por Kersio