Salidas "relámpago": Titulcia (23/09/2012)

... y 76 km después, uno está de vuelta a casa, afeitadito, alimentadito y esperando a tomarse un cafetito para ir a currar, tras haber realizado esta escapada relámpago a Titulcia.

Bien, seamos serios y comencemos por el principio.

Salida relámpago a Titulcia Salida relámpago a Titulcia

Puntuales como siempre, allí estaban nuestros amigos Ángel (Vesquivias), Pepe (Clavileño), Enrique y Amaya (Enrique Ramos) y el que suscribe, Sergio. Tras el oportuno y deseado desayuno "churrerístico", aunque después uno se arrepienta (yo no, que venía desayunado, sino uno, en sentido figurado), pusimos rumbo a Titulcia, pasando por Villaconejos: mejor y más bonito camino. Preciosa carretera la que nos llevó, primero, al pueblo de los melones y, después, a Titulcia. En el trayecto entre estas dos localidades, dejamos en un camino a una preciosa y reluciente Bultaco Lobito que, a pesar de bocinear (el que suscribe) para que se nos siguiera, no oyó el reclamo. Lástima...

Llegada a Titulcia ¡qué digo Titulcia!, ala rotonda de acceso porque la Guardia Civl tenía bloqueado el acceso por una carrera ciclista. Tras argucias y argumentos varios de Amaya, un agente de nos dejó pasar (no quiero saber las caras de los conductores de los coches que nos precedían). Visita al Restaurante de la Cueva de la Luna y nada ¡cerrado! Vuelta a la plaza y cafetito de rigor. Más tarde, apareció de nuevo la Guardia Civil con sus flamantes Megascooters a hacer lo propio, una vez pasada la vuelta ciclista. Por cierto, las "motitos" de la benemérita fueron la comidilla en gran parte de la ruta.

Salida relámpago a Titulcia Salida relámpago a Titulcia
Salida relámpago a Titulcia

Tras el cafetillo y viendo que el Restaurante no abría, nos fuimos a Chinchón a tomar la segunda para hacer tiempo. De nuevo preciosa carretera y tiempo estupendo, a pesar del aire. Después de una agradable conversación caña en mano (¡¡peazo caña!!) volvimos por nuestros fueros a Titulcia donde, esta vez, sí estaba abierto el Restaurante. Lamentándolo mucho, el trabajo manda y me tuve que despedir.

¡Hasta la próxima, compañeros del metal!

Salida relámpago a Titulcia Salida relámpago a Titulcia

He de añadir, como anécdota, que antes de salir de la churrería, un tipo un tanto digamos "extraño" tras babear la moto de Enrique, quiso comprar ésta y el resto. Nuestra oferta fue de 6.000 € la unidad, a lo que respondió que no daba más de 3.000 € por moto, y que le parecía un poco caro ¡Iba un pocodemasiado tocado"

PD: espero que esta crónica y el relato de la visita a la cueva continúe... ;)

Kersio