Crónica de la X Ruta "Ontígola de Vespas"

Días de escuela (Asfalto, 1978)

"Bien abrigado llegaba al colegio, 1960 hace poco tiempo...”, como decía la canción, pero no: 24 de septiembre de 2016, y con los nervios a flor de piel, propios del primer día de clase, nos preparamos para ir al cole. Un curso más se abre ante nuestros infantiles ojos y, dado que el que más y el que menos ya está medianamente talludito (que diría Cardi), decidimos acudir a la escuela más acorde con nuestra edad que hemos encontrado: el Museo y Escuela Rural de Tielmes (en algún caso, especialmente indicado por lo de "rural"). Atrás quedan los días de preparativos, de compras de libros de texto (¿es que hay libros de otra cosa?), cuadernos, lapiceros, estuches, plumieres, sacapuntas y borradores de nata.

Cartel de la salida

Los calcetines blancos subidos hasta las rodillas y preparadas las mochilas con la merienda (bocadillos con triptófano, hierro, omega 3 y antioxidantes, sobre todo, antioxidantes), poco a poco los infantes vamos llegando a la plaza de la Libertad de Ontígola listos para iniciar el curso. Nos damos cita niños de todas las edades (¡ole Rogelio!), mamás y papás para preparar el gran día. Algunos impúberes en riesgo de exclusión social también han venido (son los repetidores del MAVO). Otros han faltado a clase (y no hemos hecho más que empezar!) por diferentes motivos (algunos tristes pero no ha lugar mencionar aquí). No están Alberto, Andrés, Antonio, Chema Carlos, David, Fernando, Fran, Gonzalo, Iñaki, Juan Ramón, Miguel, Oscar, Pedro, Piri, Rallo, Raúl, Santiago, Toño... ¡y luego querrán aprobar! También han acudido algunos nuevos. Carmen Medina, de MIDAS, también está presente con un obsequio para todos los estudiantes ¡gracias Carmen! Por otro lado Gracia Sánchez, Alcaldesa de Ontígola junto a Kelly Gabriel y Vanessa Burgos, concejalas del Consistorio, acuden a darnos la bienvenida ¡comienza el día!

X Ruta Ontígola de Vespas

Por supuesto, no habría de faltar una nueva edición de Vespeando Solidario (Fran no lo permitiría), con la habitual recogida de alimentos que posteriormente pusimos a disposición del Banco de alimentos de Ontígola. Dicen que un grano no hace granero pero ayuda al compañero y lo cierto es que seguramente alguien habrá agradecido el gesto.

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

Lo dicho: mochila en ristre (¡ay quién tuviera un carrito!), foto de grupo y...

X Ruta Ontígola de Vespas

...dirigidos por la Policía local de Ontígola, una pequeña vuelta por el municipio y ¡arreando p’al cole!

X Ruta Ontígola de Vespas

Durante los casi cincuenta kilómetros que separan Ontígola de Tielmes, poco a destacar (si acaso un reto a muerte de velocidad entre Cardi y Marchena a lomos de sus respectivos vespinos): ninguna avería (aunque al parecer Pablo ya tuvo que ayudar a alguien a primera hora). Como es habitual en las clases, los más rezagados siempre detrás y los empollones delante. Los pueblos se suceden en la ruta escolar: Aranjuez, Villaconejos, Chinchón, Valdelaguna y, por fin, Tielmes.

Tielmes es un municipio de la Comunidad de Madrid, perteneciente a la Comarca de Las Vegas con poco más de 2500 habitantes y famoso, entre otras efemérides, por albergar en su censo municipal a "El Pelukas” y señora, insigne vespista y destacado peluquero. Nuestro objetivo, como buenos escolares, es acudir a clase a la Casa Museo y Escuela Rural. Se trata de un edifico levantado en la primera mitad del siglo XIX en los terrenos de la antigua iglesia, que al ser demolida, pasaron a ser propiedad del municipio construyéndose en ellos la escuela del pueblo. Hasta el año 1945 fue escuela de primeras letras y, posteriormente, vivienda del maestro. Se cerró en los años 70 pero abre de nuevo sus puertas para recibirnos. Las empinadas calles no facilitan el acceso a más de cuarenta motos y un furgón de apoyo.



X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

¡Por fin estamos en el colegio! Se trata de una "casa-colegio” con su clase (que no aula), cocina, dormitorios, comedor… y con todos los enseres propios de hace décadas. El exterior presenta aparejos de labranza, trillos, pilas de piedra...

X Ruta Ontígola de Vespas



X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas

...y unos curiosos dibujos en la parte superior de la balconada que, según nos cuenta la seño, aparecieron en la restauración al quitar la cal de la pared.

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas

Ya en el interior visitamos las diferentes estancias. Comenzamos con el comedor...

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

...seguimos con la cocina...

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

...subimos a los dormitorios...

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

...y, por fín, ¡nuestra clase! Nos sentamos en nuestros pupitres de dos en dos (los chicos por un lado y las chicas por otro, como ha de ser), sacamos los catecismos y ¡comenzamos con la lección!

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas

El resto de la visita se complementa con mobiliario, vitrinas donde se exponen libros, cuadernos, plumas... Lo cierto es que casi todos los objetos nos acaban resultando familiares en función de nuestras respectivas edades (y "cursos”, vaya).

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

Tras la visita guiada por el cole instruidos por la seño, suena el timbre y llega el momento del recreo. Al salir, el chico malote de la clase (esto es, el autoproclamado cabo Garcea –en minúsculas–), hizo alusión a lo viejo que se sentía dado que todo lo que había visto formaba parte de su infancia (lejana por otro lado, todo sea dicho) ¡es lo que tiene tanto repetir tantos cursos! Allí, a poco más de 500 metros (medio kilómetro, cinco hectómetros o cincuenta decámetros), se encuentra el sitio de mi recreo (que decía el genio Antonio Vega): el bar de la Piscina. Previamente habíamos contactado con la propietaria del quiosco a fin de que no faltara la merienda adecuada a nuestra edad y desarrollo físico e intelectual ¡y vaya si captó el mensaje! Fue uno de los mejores aperitivos que recuerdo, con Mirindas por doquier, patatas RISI, yogures Yoplait, Pralín, Tulicrem... y alguna que otra Mahou para los mayores. Los niños, felices todos, disfrutábamos del rato de asueto: algunos cambiaban cromos, otros jugaban al güá, al churro, la peonza, la taba, el cirio…

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

Pero no, todos los niños no: el cabo Garcea junto a uno de sus oscuros seguidores (ambos niños en claro riesgo de exclusión social) y haciendo bullying a Agustín, el eterno aspirante (Agustín ¡te queremos!), planeaban alguna felonía. Estos del MAVO son así, no respetan a los maestros y no se enteran de nada. Pero al final habrán de saber que la letra con sangre entra ¡y todo esto en el primer día de clase! Habrá que chivarse al Director para que los ponga en un rincón con los brazos en cruz, tal y como se merecen ¡míralos conspirando con los móviles!

X Ruta Ontígola de Vespas

Otra vez suena el timbre y, tras el juego, llega el momento de continuar aprendiendo. Ahora el destino es nuestro comedor escolar sito en Ciempozuelos, a 36 kilómetros de distancia, pasando por Perales de Tajuña, Morata de Tajuña y San Martín de la Vega ¡esto sí que es una clase de geografía práctica! Otro trayecto sin incidentes (un ligero problemilla de López con su moto por un episodio de percolación, dice Cardi, a la par que insiste en la lectura del Arias-Paz) y con curvas para disfrutar sobre nuestras motos en un día soleado y sin demasiado calor ¡qué más se puede pedir!


Y llegamos a El Bodegón, en la hospitalaria villa de Ciempozuelos pero, en esta ocasión, de un modo un poco más desorganizado (lo cierto es que parecíamos el ejército de Pancho Villa): se han formado distintos grupos por el camino (básicamene, los normales por un lado y los del ciberbullying del MAVO por otro). Algunos niños han abandonado la ruta sin previo aviso, lo que nos preocupa haciéndonos dudar sobre si han tenido algún percance. Menos mal que un niño bueno de mi curso llamado Moncho, ha traído un triciclo-coche-escoba por lo que pudiera pasar...

El Bodegón
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

¡Y pasó! Un pinchazo inesperado deja fuera de combate momentáneamente a nuestro compi Miguel (Dentman) y hay que salir en su auxilio. Mira que presumimos de la tercera rueda de la Vespa pero nada, ¡ni con esas!

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

El caso es que ya estamos todos listos, sentados en el comedor del cole ¡y con mucha hambre! Menos mal que Vicente siempre nos atiende como una madre: el aperitivo y unas patatas con magro hacen las delicias de toda la clase.

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas
X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

Las horas van pasando y el cansancio va haciendo mella. Casi todos los impúberes allí presentes, una vez recogidas las carteras, se retiran a casa para hacer sus tareas. Otros, sólo unos pocos -y quizás los extremos de esa campana de Gauss que conforma nuestra clase (por arriba y por abajo) -, hicimos una parada intermedia en La Ruta del Sol, histórico lugar de impartición de clases particulares (que no academia) donde los maestros Antonio y José Manuel nos instruyen la par que nos empapan de saber con tónica diluida en los mejores productos de la ville de Genève.

X Ruta Ontígola de Vespas

Poco más queda que añadir por parte de este humilde pupilo en la realización de esta redacción de clase, excepto agradecer la participación de todos los niños y niñas, seños, profes y resto de implicados en este inicio de curso: ¡el décimo aniversario de la Ruta "Ontígola de Vespas”! Ha sido una de las salidas más concurridas, con un importante número de kilómetros ¡123! y sin incidentes.

X Ruta Ontígola de Vespas X Ruta Ontígola de Vespas

¿Qué más pedir para el inicio de este nuevo curso? Ojala nos veamos pronto y ¡¡que aprobéis todo con nota!!

Notas: ·¡Bienvenidos todos los “nuevos” que ya no lo sois! Esperamos contar con vosotros en las siguientes aventuras.
· Un nuevo virus falso comenzó a circular en los últimos días en la forma de un hoax (bulo).
En caso de que recibas un mensaje de alerta sobre un supuesto club “Vespeando Premium”, ignóralo: nada bueno puede acarrearte.
· Todo lo aquí narrado es la verdad y única verdad de lo acontecido en la salida. No obstante, podéis leer la torticera crónica del MAVO desvirtuando la realidad
· ¡Qué bueno eres Pedro, jodío! Si todo ese potencial lo utilizaras para el bien… ;o)
· Crónica del Malmetismode David (acólito del MAVO).