Fundación Vespeando Scooter Club

Fundación y firma de estatutos del Vespeando Scooter Club, en Aranjuez por DavidCM

El día 20 de Febrero de 2011 tuvo lugar la sencilla pero emotiva firma de los Estatutos fundacionales del Vespeando Scooter Club. El lugar elegido fue el Camping Internacional de Aranjuez (Madrid) y si bien es cierto que el día amenazaba lluvia, quiso el destino sumarse a tan feliz momento y decidió bendecir dicho nacimiento con una soleada tarde que iluminó el acto.

Fue un día feliz, tranquilo, con la sobriedad del que se sabe que marcará un antes y un después en el panorama nacional de nuestros queridos scooters: Vespa y Lambretta, Lambretta y Vespa.

Porque hemos venido para quedarnos.

Queremos ir despacio, no hay prisa, pero con la firme convicción del que sabe que forma parte de un proyecto de ilusión y que llena algunos de nuestros mejores recuerdos.

Y si bien los comienzos son dificiles y lentos, no es menos cierto que también son los más bonitos y los más duraderos en nuestros pequeños corazones de chapa y gasolina. Porque somos todo uno: hombre y scooter, scooter y hombre lo que hace que aparquemos nuestras pequeñas miserías y sinsabores diarios para, casco en mano, nos dirijamos a esa pequeña caprichosa que tenemos aparcado en el garaje o a la intemperie, esperando que esta vez sí, arranque a la primera y no nos de la lata con la llave de la gasolina dichosa...

Esos pequeños -o grandes- momentos del primer arrancado, el suave ronroneozumbido que alegra al abuelo que va a por el pan, esa primera bocanada de humo y el olor a gasolina y aceite, son los que hacen que un grupo de grandes personas que se conocieron gradual y escalonadamente en rutas, aperitivos y encuentros a lomos de nuestras Vespas y Lambrettas, decidieran constituirse como asociación, como club a nivel nacional para así, dar aún mayor rienda suelta a sus locuras y sus caprichos.

Queremos que este club sea un fiel reflejo de lo que somos nosotros y en lo que nos hemos convertido cuando hemos estado juntos: un grupo unido, reducido pero feliz, solidario, altruista, lúdico y trabajador.

Fundamos este club con todas esas premisas y con alguna otra que aún no queremos ni imaginar o soñar.

Fundamos el VESPEANDO SCOOTER CLUB para estar juntos: los que empezamos y los que aún no nos conocemos.

Fundamos el VESPEANDO SCOOTER CLUB para ser felices.

Fundamos el VESPEANDO SCOOTER CLUB para ayudar a los demás a serlo: queremos poder ayudar a aquellos que necesitan una mano en una reparación mecánica o un consejo en cuanto a documentación.

Fundamos el VESPEANDO SCOOTER CLUB para divertirnos y compartir nuestra afición con unos cuantos amigos que decidan unirse a nosotros en esta maravillosa aventura.

Y, finalmente, fundamos el VESPEANDO SCOOTER CLUB para trabajar por nuestras queridas y entrañables culonas, viejitas, hierros o como vosotros queráis llamar a vuestras Lambrettas y Vespas. Para que luzcan bien bonitas y orgullosas y presuman incluso de sus arañazos y cicatrices después de tantos años rodando y haciendonos sentir las personas más importantes del mundo…por un rato.

Bienvenidos amigos scooteristas, bienvenidos a todos en esta nueva historia que, esperemos sea tan duradera como lo han sido nuestras motos.

Desde aquí, agradecer sincera y profundamente a José María por su pausada y serena constancia para que todo esto sea posible.

Asimismo, hay que destacar en estas primeras líneas de presentación a todos aquellos socios fundadores que tuvimos la suerte de poder participar en la firma y elección del primer órgano de representación y a la espera de la primera asamblea que lo ratifique: Piri, Paco, Ángel Luis, Cardi, Miguel, Agustín, Pepe, Antonio y David.

Como no podía ser de otra manera, fue un día agradable, en compañía de nuestras familias, con amigos, reunidos alrededor de una mesa en la que se habló, se rió, se proyectó, se comió, se bebió y se firmó. No, fumar no se fumó…

Sería injusto acabar sin agradecer a todos aquellos que día a día, ruta tras ruta y aperitivo tras aperitivo, comparten con todos nosotros esta ilusión y que, por causas diversas no pudieron acompañarnos a la firma del acto. Todos sabemos quienes son y aunque no tienen nombre ni foto en estas líneas, tienen un huequecito en el recuerdo de quienes los hemos necesitado para cambiar una rueda, ajustar un cable o cambiar una bujía.

Va por ustedes.

Gracias.

Oficialmente, este es el primer comunicado del Vespeando Scooter Club.

Fundación del Vespeando Scooter Club